martes, 31 de diciembre de 2013

Despropósitos

votar

Hace tiempo perdí la costumbre de construir propósitos incompatibles con mís posibilidades de hacerlos posibles. En realidad todo lo que nos propongamos hacer podemos hacerlo, sin embargo la verdad es que de la -buena- intención no pasamos.

Por eso éste fin de año quiero desproponerme todo. Principalmente, desproponer(me) los malos hábitos y despedir a la pereza.
Me despropongo: divagar tanto, caminar lento, comer apresuradamente, dormir sin descansar, pensar sin realizar, hablar sin fundamentos reales y creíbles, y alejarme de los necios. También me despropongo la tiranía, la indiferencia, y lo testarudo de quien reiteradamente cae en los caprichos de las emociones desestabilizadas. En resumen, me despropongo acumular toxinas mentales.
Y después de tanto despropósito mí único propósito será escribir más de lo que leo.

Feliz fin de año!

0 voces:

Publicar un comentario

Ilumina. Grita. Canta. Muerde. Vacía tus palabras llenándolas de infinito..