martes, 16 de noviembre de 2010

Olas, oleos y océanos..

votar
Anoche, mientras dormía, tuve un sueño:

soñé que soñaba.
Hace tiempo que no sentía humedad en el pelo ni los
sueños jugaban a ser niños.
Entre oníricas olas me aferre al deseo de soñar distinto…
Soñé una vida.
Mi vida.
Luego, desperté.



4 comentarios:

  1. Hubieras preferido seguir soñando?
    Espero que no.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Urlanda...
    Soy Ananda. Me ha gustado mucho tu blog, apareceré por aquí de vez en cuando si no tienes inconveniente...

    Tu hermoso poema me ha recordado otro de Chuang-Tse, que te dejo prendido con un alfiler.

    "Soñé que era una mariposa.
    Volaba en el jardín de rama en rama.
    Sólo tenía conciencia de mi existencia de mariposa
    y no la tenía de mi personalidad de hombre. Desperté.
    Y ahora no sé si soñaba que era una mariposa
    o si soy una mariposa que sueña que es Chuang-tse."

    ¡Un cordial saludo!
    Ananda

    ResponderEliminar
  3. Señor Toro, a nadie le incomoda soñar.. sin embargo, lo mío es la realidad!

    Un beso gordo!!

    ResponderEliminar
  4. Ananda, bienvenido a mi blog!
    Es un gusto leerte aquí y en todos lados donde coincidimos, así que no hay inconveniente ninguno. No conocía el poema, me agrado.. tiene profundidad y cierto significado esencial..

    Saludos y un beso.

    ResponderEliminar

Ilumina. Grita. Canta. Muerde. Vacía tus palabras llenándolas de infinito..