viernes, 1 de octubre de 2010

De nombres, etimologías, significados y hormas..

votar
En el mundo, este en el que ahora vivo, respira gente interesante, ingeniosa, inteligente y divertida, pero que han tenido la poca gracia de llevar un nombre que no cuadra con su esencia ni personalidad.


El nombre marca nuestra identidad. Existen significados etimológicos cuya función es un intento por descifrar los rasgos de tal o cual nombre. Al fin de cuentas, todo es una aproximación, algo relativo, que a veces, muchas veces, nada tiene que ver con quienes somos. O todo se relaciona. Conexiones inconexas de esencias puras y el, buen o mal, gusto de los progenitores a la hora de escoger el nombre de sus vástagos.
Por eso, para curar la falta de ingenio se debe hacer uso de la imaginación: Puedo decir que soy afortunada. Y de qué manera. ¡Mi nombre es mágico!

-Si repites mi nombre tres veces mirándome a los ojos, en noche de Luna llena, serás mío toda la vida..

7 comentarios:

  1. No lo digo yo. Por supuesto, todo se basa en las estadísticas..

    ResponderEliminar
  2. -Si repites mi nombre tres veces mirándome a los ojos, en noche de Luna llena, serás mío toda la vida..

    Siento un deseo irrefrenable de hacer la prueba
    ...lastima que estamos con luna en cuarto menguante

    Besos.
    Luis

    ResponderEliminar
  3. Luis (como me gusta tu nombre), la magia del conjuro no depende de la Luna sino de las circunstancias.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, tampoco se garantiza la efectividad.. Joder, creo que tendre que poner un escrito en letra pequeña a manera de nota aclaratoria jajajaa!

    ResponderEliminar
  5. Urlanda Delia von Borstel...!

    Delia Borstel von Urlanda...!

    Von Urlanda Borstel Delia...!

    ....me parece que me he puesto nervioso sólo de pensar lo fácil que es que seas mía con repetir nada más que tres veces tu nombre. A ver, lo voy a intentar de nuevo cogiendo aire:

    Von Delia Urlanda Borstel, no, espera, Borstel de la Delia Urlandera.., ay, que no, la definitiva...Urlanda va de Delia por el Bosque...

    Ya, tres veces. ¿Eres mía?

    ResponderEliminar
  6. Señor Don Anónimo Luis, pues tan fácil tan fácil no es. Vera usted, no basta repetir mi nombre y menos si me lo cambias o lo dices en desorden, tal cual lo has hecho. Yo creo que primero tendrías que intentar aprenderte mi nombre (correctamente), luego escribirlo unas 100 veces en la arena hasta que nada lo borre y después de eso, mirar el cielo cada noche hasta que encuentres en la Luna la simetría exacta de su hipotenusa al cuadrado por 2 a la decima potencia. Y entonces, encontrar la manera de coincidir con mis ojos de frente el mismo día que localices la simetría exacta de la Luna, y mi nombre siga grabado entre las venas de la arena y el iris de tu voz...

    Como puedes ver, nada complicado ;) jajajaa

    Un beso, Luis!

    ResponderEliminar
  7. Buáh! ...eso está chupado. Es más difícil repetir tres veces tu nombre completo. Y hay que esperar a la luna llena por si en vez de pronunciarlo hay que escribirlo. Con Luna Llena tu nombre cabe en ese satélite por su ecuador y a lo justo. A los chinos les propusieron escribirlo en la Luna y prefirieron construir la Gran Muralla China.
    Anónimomínimo
    Un beso, Urlandilla

    ResponderEliminar

Ilumina. Grita. Canta. Muerde. Vacía tus palabras llenándolas de infinito..