domingo, 13 de junio de 2010

En la orilla del mundo

votar
Estoy en medio de tormentas y huracanes de olas tiernas: serenos movimientos de gotas suaves y azules, masticando el agua con el alma fascinada y conmovida. Sentada en la orilla de la Luna contemplo el horizonte de pasados con esquinas sin retornos, jugando con nubes me como las estrellas.
Mis ojos se llenan de mar. Todo sabe a mar. Y todo es infinito. Hasta las memorias con instantes que no duelen: entonces comprendo, despacito, que olvido sin odiar los momentos que me hicieron amarte. Y entiendo sin ganas de que entiendas ni te enteres, que más pronto que tarde nuestros senderos dejarían de besarse.
Buscando sin buscar, encuentro mil respuestas difíciles para preguntas fáciles que no quiero contestar. Falsas ideas invaden mi mente: neuronas acostumbradas a disfrazar lo que no entienden. Y fluyo despacio, en silencio, caminando aturdida en un mundo de quimeras y fantasías, donde la vanidad, los miedos, la riqueza, la violencia, el odio, la indiferencia, y los cobardes, se convierten en héroes. Y se teje todo de tal manera que a veces me estremece la evocación de cualquier ridiculez a cambio de las mil y dos noches que me he prohibido llorar lo trascendental.
¿Por qué murieron mis muertos? ¿Por qué si no me muero ni hoy ni mañana ni el próximo año, algún amor de mis amores puede morir antes que yo?

Debo tener hambre. Voy a beber agua. Quizás me beba el cielo. Hace calor.

6 comentarios:

  1. "Un pedazo de luna en el bolsillo es mejor amuleto que la pata de conejo". Jaime Sabines

    ResponderEliminar
  2. Fotos tomadas en la playa “El Burro” de Bahía Concepción, B.C.S., México.

    ResponderEliminar
  3. No tengo ni una respuesta.
    Tanta profundidad me abruma Urlanda.
    No quiero bucear ahí.
    Lo he hecho durante muchos años y siempre me ha dolido.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Lamento que te abrume la profundidad, pero no se me da lo superficial. No busco respuestas, Toro. Ni siquiera para mis preguntas. Con el tiempo uno aprende a descifrar muchas cosas, hasta lo que no se dice.

    La vida duele, y que bueno. Solo así nos damos cuenta que seguimos vivos. Y podemos sentir, buceando o no, que se vive de lo que se aprende.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Me has emocionado mucho, mucho...

    Me fascina lo mucho que eres capaz de profundizar en tí misma.

    Un beso muy fuerte y que se mueran sólamente los feos.

    ResponderEliminar
  6. ea! Luis, Jajaja.. Tu eres quien me ha emocionado me recordaste la estrofa de una canción que dice así: “Que se mueran los feos.. ♪♫” y que alguna vez puse en mi perfil de Windows live.. ¿Lo has dicho por eso? ¿Recordaste aquello, o solo fue un decir..? mmmm,, me dejas pensando..!!
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar

Ilumina. Grita. Canta. Muerde. Vacía tus palabras llenándolas de infinito..