jueves, 7 de enero de 2010

La decadencia del ingenio

votar

Después del Cataclismo que ha sufrido el planeta es cuando comienzan los años más oscuros para la humanidad entera. A la masiva destrucción, los saqueos y disturbios en las ciudades, se suma una desgracia aún mayor, sin que nos pudiéramos percatar hasta que fue muy tarde. Y es que nadie le dio importancia a la falta de valores, buenas conductas y reglas de urbanidad. Mucho menos nos ha interesado ser un mundo desprotegido, sin remedio, y sin salvación; y es que era de esperarse que tarde o temprano, como en la era Mesozoica cuando desaparecieron los dinosaurios, ahora en nuestros días, pleno siglo XXI, se extinguieran también, los Súper Héroes.
Actualmente, es imposible hacer un cálculo exacto de cuántas vidas han perecido, sin embargo, cálculos optimistas estiman que al menos un 60% de los Súper Héroes que existían antes de la decadencia se ha extinguido o ha desfallecido durante, la Segunda Guerra Mundial y la Guerra de Afganistán; tanto por las pandemias virales, como por el desinterés y valemadrismo de los humanos, asi como por la falta de asistencia médica oportuna, la violencia desatada, la crisis, la falta de Fe, la escases de peyote, la falta de empleo, etc.


Para reconocer a un Súper Héroe retirado, busque entre los callejones oscuros, en las oficinas de desempleo, en los consultorios de psiquiatras… seguro que ahí encuentra el alma fundida de un antiguo guerrero pereciendo por falta de oportunidades. Un guerrero que vaga y muere por las incrédulas circunstancias de una humanidad que los retira antes de tiempo.

8 comentarios:

  1. La verdad es que bien nos vendrían esos heroes, en un planeta que rueda cuesta abajo, pero también confio en que quedan muchos heroes anónimos por ahí escondidos..
    Me gustó mucho el texto. un beso

    ResponderEliminar
  2. Pobres Super Héroes, víctimas de la monstruosa humanidad.
    Morirán abandonados sin nadie que les llore.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Y yo quise crear un superhéroe moderno y me salió un pirata como el Capitán, viejo y del siglo XVII.

    Feliz año, Urlanda. Estoy perdido, lo sé. Y lo siento.

    ResponderEliminar
  4. Hola Capitán. No lo sientas. Si estar perdido significa encontrar un mejor camino, adelante. Nadie debería agobiarse por sentirse fuera del camino, menos cuando el camino lleva a mejores horizontes y oportunidades.

    Suerte y mucho éxito en lo que haces, en tus planes y proyectos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Suso, hola.
    Tú sí que confías y eres optimista. Seguro que algún héroe si queda, aunque no sea anónimo..

    Qué bien que hoy si me comentas y no viajas de incognito por el infinito ;-P

    Saludos y un beso.

    ResponderEliminar
  6. Toro, no cabe duda que eres drástico y en ciertas ocasiones hasta un poco salvaje.

    Si yo fuera súper heroína (de la que se inyecta pero con tilde) sutilmente te me incrusto en las neuronas para hacerte un shock de ideas, y para secuestrarte a Justiniano.. Sí señor. Que todos merecemos ser llorados cuando se cierra el ataúd.
    Pero como no soy súper heroína (ni de la que se inyecta ni de las que vuelan) te dejo dos besitos. :-P

    Saluditos.

    ResponderEliminar
  7. Parece mentira que, estando en la época en la que estamos, suceden hechos como los que se ven cada día en los noticiarios.

    Es triste ver también como somos nosotros mismos los que vamos aniliquilando a nuestros superheroes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Posiblemente se debe a que nos afecta la tecnología, Bárbara. El ser humano mientras menos sabe más aprende, y conforme aprende todo lo que sabe se le olvida... Joder! Que val vamos.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Ilumina. Grita. Canta. Muerde. Vacía tus palabras llenándolas de infinito..