domingo, 29 de noviembre de 2009

Lunarda y las marionetas

votar
Lunarda colecciona piedras de colores y escribe palabras sueltas. 
Le gustan las noches sin cielo oscuro y los besos de cereza, 
el crujir de las hojas secas, el olor de las estrellas, 
leer del periódico los finales y escribir sin principio novelas. 
De los jardines recoge girasoles, estornudos, y deshoja mariposas. 
Canta los días de lluvia cuando el cielo sabe a frio, 
y se enamora del invierno, de las nubes, del gris, 
de las palabras, de los silencios, de las distancias, de los encuentros. 


Lunarda se enamora de las marionetas, 
se enamora de ella misma,  de su vida y de su cuento. 

3 comentarios:

  1. Lunarda es un cielo.
    Debe tener enamorados a los Dioses.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Jeje.. A veces si. Todo depende del color de las nubes..

    Abrazos señor Toro.

    ResponderEliminar
  3. Precioso Urlanda, me ha encantado tu blog y he decidido pasarme por aqui. Que talentosa eres paisana. Cuand gustes puedes pasarte por mi espacio.

    Besos

    ResponderEliminar

Ilumina. Grita. Canta. Muerde. Vacía tus palabras llenándolas de infinito..