martes, 20 de octubre de 2009

Matices

votar

Nunca he amado tanto desde que he amado sin amar,escuchando mariposas comprimidas en el alma.

Sollozando, aplastadas con melancolías entre arterias que no laten. Y he sentido por los ojos, sin sentir. Ni tiempo. Ni frio. Ni calor. Ni nada.


Se pierde el norte. Pero se encuentra un sendero distinto, nuevo. Caminando sin mucha prisa, ni pausa, camine sin saber llegar a donde voy. Afuera llovía, y llueve. Sin tormentas ni remolinos de cabeza. Llovizna cítrica, acida, lloviendo asteroides.

Y lloro naranjas, mientras me reviento la vida y el mundo con castillos y estrellas. Y estrellada perdí el norte, y en el sur, me encontré.


Safe Creative #0910254748682

3 comentarios:

  1. Se esfumo una libélula, y sin capullo se perdió entre calles de mundos sin ventanas. Si en tu camino encuentras mis alas, piérdelas con mi libélula dormida..

    ResponderEliminar
  2. ¿Lágrimas ácidas? El naranja es uno de mis colores preferidos.

    Por cierto, vaya susto con la música! Que son la una de la mañana acá, casi... jajaja.

    ResponderEliminar
  3. ¿Naranjas acidas.. Jeje? ¿Pues de que naranjas comes?
    No son acidas. Las naranjas son dulces, jugosas.. ricas. ¡Son naranjas!

    La música se escucha suave, relajada.. El susto será porque no te gusta R. Arjona, supongo. Jeje. Hace días el escándalo era sonoramente mayor a todas horas.. Jeje. Me parece mejor ahora.

    ResponderEliminar

Ilumina. Grita. Canta. Muerde. Vacía tus palabras llenándolas de infinito..