jueves, 15 de octubre de 2009

De espirales, noctámbulos, y desvaríos..

votar
Quisiera ser humo, un rastro de nada en el espacio. Tener invisibles alas y ser nadie por el cielo, un sordo espectro que viaja sin interrumpir el cotidiano transitar de los cuervos. La naturaleza se revela a la voluntad de mis anhelos, y ocultar mi anatomía no puedo. Si del mundo no puedo esconderme, ni consigo llegar a la Luna y refugiarme en el más oculto de sus lados, entonces, abro los silencios de mi alma: Muero palabras de mi boca, y enmudezco.




Disculpen las molestias que genero en las neuronas, esto es una revolución: una mutación pacifica de ideas. Aun así, me conozco insuficiente para el exterminio del planeta. Soy soñadora, me gusta morder nubes, pero, también llevo sujeto el suelo a mis tobillos. Soy una constante evolución, un cambio perpetuo dentro de la humanidad; cada cosa se detiene para empezar de nuevo. Un espacio en el tiempo. Las viseras de mi universo circulando, la vida y la muerte en infinita espiral fotográfica, sin memoria eterna.

Un punto suspendido en la historia de la humanidad. Eso somos. Los que ahora respiramos este aire gratis, que a nadie pertenece; humanidad con fecha de caducidad, eso somos.

Safe Creative #0910254748743

2 comentarios:

  1. Mmm, esto me suena... Me encanta lo de "morder las nubes". ¿A qué saben?

    ResponderEliminar
  2. Las nubes saben blandito, a cítricos, a chocolate, su sabor es.. parecido a tener el corazón de cabeza.

    Y si te suena será porque lleva piedras.. Jejeje. Antes lo habías leído. Este fue un escrito nacido en la Luna. Ahora sabe distinto, quizá, un poco mas digerido.

    ResponderEliminar

Ilumina. Grita. Canta. Muerde. Vacía tus palabras llenándolas de infinito..