sábado, 11 de enero de 2014

De cuando el olor a caca viene de las hormonas

votar

Tengo días con un gesto mental sobre mí misma muy peculiar, el gesto es inoloro sin embargo algo huele mal....como a caca. Algo huele mal en mí, quiero decir. Quizás es mí actitud. Sí, es mí actitud. Y de ahí lo del gesto peculiar con olor a caca.
A veces una mala actitud fecundada y concebida en nuestra cabeza da como resultado mucha caca mental, y si no la sacamos pronto corremos el riesgo de acumular una de las más peligrosas fuentes de contaminación ambiental. Ya se sabe que la basura acumulada contamina todos los ambientes. Si a esa basura le damos alojamiento en la cabeza pues con el tiempo logrará ensuciar los pensamientos, luego  intoxicar la actitud, y así hasta joder el panorama positivo que alguna vez se tuvo de la vida.

Desgraciadamente es fácil contaminarse: pensamientos negativos más una mala actitud perpetua infectan el organismo, y el ambiente. También es demasiado fácil reconocer a los infectados: basta ver en sus caras el peculiar olor a caca por sus gestos.

En las mujeres todo, siempre y, sin discusión alguna, siempre TODO será culpa de las hormonas.

martes, 31 de diciembre de 2013

Despropósitos

votar

Hace tiempo perdí la costumbre de construir propósitos incompatibles con mís posibilidades de hacerlos posibles. En realidad todo lo que nos propongamos hacer podemos hacerlo, sin embargo la verdad es que de la -buena- intención no pasamos.

Por eso éste fin de año quiero desproponerme todo. Principalmente, desproponer(me) los malos hábitos y despedir a la pereza.
Me despropongo: divagar tanto, caminar lento, comer apresuradamente, dormir sin descansar, pensar sin realizar, hablar sin fundamentos reales y creíbles, y alejarme de los necios. También me despropongo la tiranía, la indiferencia, y lo testarudo de quien reiteradamente cae en los caprichos de las emociones desestabilizadas. En resumen, me despropongo acumular toxinas mentales.
Y después de tanto despropósito mí único propósito será escribir más de lo que leo.

Feliz fin de año!

jueves, 21 de noviembre de 2013

Tormenta

votar

Ésta noche el cielo grita y se oye un crujir largo que estremece todo, desde el suelo a las ventanas. 
Ella está atenta, quieta, junto a mí. No conocía los truenos hasta hoy, y los escucha atenta, quieta, junto a mí. 

¡Y lo que le falta por conocer! La vida entera la espera mucho antes de nacer. A pesar de los augurios fatalistas de quien sólo conoce lo parco de la vida, yo sé que con gracia conquistará éste y otros tantos mundos. 

Afuera llueve, y ella está dormida. Cualquier leve ruido siempre la despierta, pero resultó ser inmune al húmedo escándalo que esconden los truenos. 

Él acaba de llegar, no puede dormir. Los truenos no lo dejan. Siempre duerme bien a pesar de todo ruido, sin embargo es vulnerable al estruendo. 

Ambos duermen. 

Punto y aparte: Afuera sigue lloviendo, y yo escribo para adentro. 

lunes, 11 de noviembre de 2013

Todo en su lugar

votar

Los que de olvido saben y hablan lo justo dicen que las alas son para volver y los libros son para volar.

Si quieres que no te olvide
regalame un libro,
y me darás alas para volver.

                                                           [Lunarda]

viernes, 8 de marzo de 2013

De mujeres y manzanas

votar
Mujer, desafiando al tiempo caminas descalza por la vida.
Sabiendote dueña de todo lo que tocas con los ojos, sólo te pertenece la desnudes.
Nacida de la costilla.
Esculpida en barro y tierra: Eres amazona, montaña, selva, mar y desierto.
Con piel de Luna y melena como la noche: fría y oscura. Te iluminan estrellas como pecas de cielo.
Sin miedo al dolor, eres capaz de matar, de morir; y sin embargo das vida.
Mujer y origen.
Mujer y causa.
Manzana y mujer; cuya boca es desorden en la estructura original de la historia.
Moviendo cauces, haces motivos.
Provocando causas, cambias el rumbo del viento: Haciendo temblar la base que sostiene los puntos cardinales de lo divino con el universo. Ese instinto curioso te estigmatiza, y hace más interesante y enigmático tu destino, entonces trasciendes de lo femenino a lo inmortal.
Quién conoce a una mujer conoce el infinito.

miércoles, 18 de julio de 2012

Bolero

votar

 
Qué vanidad imaginar
que puedo darte todo, el amor y la dicha,
itinerarios, música, juguetes.
Es cierto que es así:
todo lo mío te lo doy, es cierto,
pero todo lo mío no te basta
como a mí no me basta que me des
todo lo tuyo.

Por eso no seremos nunca
la pareja perfecta, la tarjeta postal,
si no somos capaces de aceptar
que sólo en la aritmética
el dos nace del uno más el uno.

Por ahí un papelito
que solamente dice:

Siempre fuiste mi espejo,
quiero decir que para verme tenía que mirarte.

Y este fragmento:

La lenta máquina del desamor
los engranajes del reflujo
los cuerpos que abandonan las almohadas
las sábanas, los besos

y de pie ante el espejo interrogándose
cada uno a sí mismo
ya no mirándose entre ellos
ya no desnudos para el otro
ya no te amo,
mi amor.

Julio Cortázar

jueves, 7 de junio de 2012

En la antesala de los treinta...

votar


Los últimos veintinueve años definen y delinean la vida, la mía. Y exactamente hoy me doy cuenta que esta aventura, la de vivir, apenas empieza. Y empieza apenas porque uno comienza a vivir no a los 18 ni a los 15 ni a los 30, sino cuando abrimos los ojos de adentro para comprender que la vida es nueva cada día.

Al fin de cuentas, ¿Qué es la vida? Lo interesante es descubrir cada instante un significado diferente, pero con sentido. 

Y en eso estoy, festejando con la vida! 

lunes, 28 de mayo de 2012

Porvivir

votar

Hay un lugar en mi vida que visito y recorro todas las noches todas las mañanas todas las tardes. Ese lugar aun no existe, pero yo sí. 

Futuros. 
Esperanzas. 
Porvenires hacemos mientras vivimos.

domingo, 29 de abril de 2012

la ciudad con eterno insomnio

votar
Parece mentira, pero justamente aquí, en la ciudad que nunca duerme, se acabo mi mal de noches sedientas de sueño y llenas de insomnio. No sé si existe el sindrome del buho pero en caso de existir yo lo padecía, y si no existe pues ya lo invente. Y lo padecí. Y lo viví. Y el sindrome del buho viene siendo algo así como cuando te vives las noches totalmente en vela, con los ojos despiertos y cansados, sin poder dormir. Todo tu ser funciona igual que si fuera de día pero sabes que no es normal, afuera todos duermen, menos tú. Y no es que no quieras dormir, lo que pasa es que NO puedes dormir. En tu cabeza hay mil cosas girando en movimiento constante, dando vueltas, mientras tú te quedas inmovil, callada y quieta... Asi como hacen los buhos, que silenciosos sólo mueven los ojos en la oscuridad de la noche. Aquí siempre hay ruido. Gente. Voces. Aviones. Movimiento. Historias. Personas de otras lenguas y culturas que vienen en busca de lo que no se les dio o no encontraron en su país: oportunidades. Aquí la gente, especialmente los latinos, vive para trabajar y duermen para recuperar fuerzas para seguir trabajando. Se dice que las Vegas es la ciudad que nunca duerme, y es verdad. Siempre hay movimiento, siempre hay ruido, siempre hay gente. Gente trabajando a todas horas para hacer posible que la ciudad siga perpetuamente despierta. Insomne. Las Vegas, la ciudad del pecado para quien no mira la curiosa nobleza que habita en los ojos de los buhos.

viernes, 20 de enero de 2012

Umbral

votar
Retomando el hilo que construye lo infinito, llego hasta aquí, a mi origen; buscando la tranquilidad y quietud de los silencios sin espacios y sin memorias. Llego buscando para encontrar un nuevo cause, y otra causa para seguir buscando lo que causa nuevos causes, y así sucesivamente... hasta el infinito.
¿Que es el infinito? ¿Donde esta? ¿Alguien lo ha visto? Yo, no. Pero supongo que lo puedo encontrar después de las causas de hoy, o antes de los causes de mañana. Algún día. Pronto.

Me siento asintomáticamente demasiado curiosa, y vulnerable. También nostálgica y melancólica: necesito irme antes de regresar. Allá, donde siempre hay sol y beso el mar, soy neutralmente neutra y pienso frio cuando descalza navego explorando universos. Y es curioso o raro, pero solo cuando vivo este caos que me sacude, renueva, y transforma hasta el tuétano -las causas, y los causes-, las letras me fluyen libres hasta por los poros: Cuando me duele el alma, me convierto en poesía. Entonces me encuentro.

Que siga la fiesta!



martes, 5 de abril de 2011

Solo con terceros, solo con sentidos...

votar
No había noche, era de día. El Sol se ocultaba cuando a mi puerto llegue. Un puerto libre, tan libre como libre soy yo. Ahora, siento los ojos llenos de vida. Ahora, voy despacio recorriendo y conociendo cada espacio de este inmenso territorio donde he sembrado mi bandera como tatuaje de mi misma. Ya no camino dormida: Se acabaron ciertos miedos y con ellos los abismos.
Y aun en la oscuridad se ilumina mi cielo. Arde el cielo desde que despertaron mis luciérnagas dormidas.

Bienvenido a mi universo. Un espacio suspendido en los ensayos, siempre en busca del acierto imperfecto que subsane el perfecto error.

martes, 8 de febrero de 2011

Abracadabra

votar

Despierto de un letargo profundo sintiendo euforia en las venas. Despertar rompiendo branquias como quien rompe esquemas sin oxigeno y entonces, abres los ojos. Dulce agonía despertar para dejar de ser pez en un mundo de ciegos, ciegos sin alas. Y sentir. Sentir poco a poco como la luz va sacando el frio de las arterias, dolorosa sensación que endulza los sentidos. Morir despacio sintiéndolo todo.

Se iluminan las entrañas resplandeciéndome por dentro, eliminando miedos, extirpando temores, llenando vacios. Morir para nacer. Y sentir la vida caliente y roja latiendo en las venas: La adrenalina se disfruta despacio cuando sabes lo que quieres, disipando azares, disfrutando el agridulce sabor de los destinos. Estoy viva, viviendo. Pero no me conformo con vivir, quiero más.

Los mortales crecen y se reproducen sin creer en los milagros, pensando que se nace para morir. Nosotros, los demás, morimos para nacer una y otra vez. Como astros invisibles en un opaco cielo sin estrellas. Como la noche y el día.

Uno muere en la oscuridad de la noche para nacer con el Sol, desgraciado aquel que abrió los ojos sin despertar.

jueves, 3 de febrero de 2011

Una noche de tubo

votar
Aquella experiencia fue un desafío personal. Por primera vez en mi corta y curiosa vida, me encontraba dentro de un Table Dance, donde los primeros minutos no fueron nada fáciles: ante la mirada indiscreta de los asistentes, en su mayoría solitarios caballeros asiduos a la cultura del espectáculo nocturno. Supongo que es un poco “raro” ver a un par de mujeres jóvenes, sexys y guapas (modestia aparte) viendo un show de hembras danzantes y semidesnudas. Pero bueno, esa noche ningún estereotipo marcado por la sociedad nos intimido.

Desde la entrada la emoción se sintió en medio de luces parpadeantes y ritmos contagiosos que invitaban a mover las caderas; el color neón trasmitía una especie de influencia en quien deseaba entrar y llevarse una grata sorpresa.

Había poca gente.

Esa noche nos tocó ver a cinco chicas en acción, quienes respectivamente, como acto principal, debían bailar primero una canción de música pop, para posteriormente acabar su espectáculo con un ritmo más movido y alegre.

Todas llevaban un vestuario diferente pero al mismo tiempo similar en cuanto a que es provocativo; es decir, había una vestida de muñeca, otra vestida con un baby doll, y así sucesivamente, pero todas con brasier y tanga o short, zapatillas trasparentes con tacón de aguja y plataforma, medias de red o lisas pero hasta medio muslo, algunas con pelucas, etcétera.

En ellas, el concepto principal es la belleza estética. Misma que se logra a través de diversos artilugios como puede ser el vestuario, los accesorios combinados, el maquillaje: Cada uno de estos elementos no son más que una herramienta para destacar los atributos corporales. En cuanto a los colores que utilizan, son generalmente colores brillosos de tonalidades diversas como rosa, rojo, azul, blanco, dorado y negro.

El maquillaje también juega un papel importante ya que por medio de éste se pretende resaltar las características del rostro o bien disminuir los defectos que se puedan tener. No es un tipo de maquillaje que se usa diariamente sino que éste suele ser más exagerado y es de tipo escénico. Lamentablemente, con esto se reafirma que la mujer es tomada como un producto, un objeto sobre el cual se obtiene una ganancia, que cuando actúa en un lugar como un table dance pierde su esencia para volverse un componente más del lugar.
Respecto a la coreografía que bailaban, eran extremadamente sensuales y provocativas. Más que movimientos seductores, lo que esa noche presencie se podría comparar con una lección de spinning o aeróbicos. Las bailarinas se desplazaban de un lugar a otro a lo largo de la pista con movimientos candentes y muy cachondos. Todas las chicas tienen un mismo ritmo el cual es muy marcado sin embargo, cada una de ellas posee un toque personal que varía algunos movimientos.


Algunas de ellas, chicas bastante ágiles, elásticas y acróbatas, se subían en las plataformas que se encontraban a los lados del tubo principal para posteriormente hacer una suerte de piruetas y acrobacias dignas de admirarse. Todas se quitan el brasier conforme van bailando para quedarse solamente en tanga. Cada movimiento de tacón debe marcar deseo, fuego, erotismo.

Llama la atención como se les ve sentadas en un sillón esperando su turno para bailar. Las que no bailaban, fichaban, las que no fichaban, esperaban sentadas; otras caminaban sensuales por las mesas, a la espera de un cliente nuevo. Eso sí, el cliente escoge a la chica, no la chica al cliente.

En las mesas que se encontraban alrededor de la pista más grande había de todo tipo de clientes, desde solitarios espectadores, hasta el grupito de amigos o compañeros de trabajo que asiste a esos lugares más por diversión y, como forma de escape a su aburrimiento que por necesidad; o incluso, algún intelectual que escribía por intervalos, mientras, con la mirada, degustaba el espectáculo. Otros menos pudorosos, gozaban acariciando a las chicas antes de contratar los servicios especiales en los privados.
En un table dance, los clientes están dispuestos a pagar cualquier cantidad a cambio de erotismo puro. Como mínimo llegan a gastar 500 pesos por noche, entre bebida y servicio.

La atracción e influencia que una mujer puede tener, se halla en la forma natural en que explota cada uno de los elementos eróticos-sensuales que posee, de modo que es este poder el que produce en el table dance que los hombres se vean inducidos a desear únicamente lo estético.
A pesar de, actualmente las mujeres luchamos por romper esquemas y patrones de conducta establecidos en la sociedad, sin embargo la discriminación se extiende en todos los ámbitos sociales debido a su naturaleza. Quizás, esta sea una de las razones por las que la mujer es vista como un “producto” que se “vende” en los table dance.

Al final todo radica en el placer de un mundo que se forma entre lo real y lo imaginario.

miércoles, 26 de enero de 2011

Dulce sal

votar
Era septiembre y sin buscarte, entre pixeles y flores sin espinas te encontré. O me encontraste, no sé. Pero alguna cósmica conspiración sucedió para que tus labios coincidieran con los míos. Y sin principios empezamos conociendo. Suponiendo. Asimilando. Descubriendo. Y no enmendamos el mundo, pero la parte que habitamos, se ilumina con la oscuridad de las caricias sonrientes de presentes y silencios. Luego, poco a poco, me perdí entre la risa de tus ojos y las caricias de tu voz.

Y perdida entre tus alas me encuentro.


jueves, 20 de enero de 2011

El futuro es mañana

votar
Hace días desde mi ventana el cielo era marrón. O gris. Como para detener las horas y salir corriendo a buscar otro. Pero hoy, en esta oscura madrugada el cielo se ha vestido de viento y ha entrado la Luna a imponerse impecable, como solo ella. Desconozco a dónde voy o cómo ir por este horizonte sin estrellas, y sin embargo lleno de aire y tiempo. Ya amanecerá.

Que son diez años sino toda una colección de vivencias y de historias. El tiempo no cambia, cambiamos nosotros. Cambian las ideas, el estilo; nos cambia el corazón y a veces nos vuelve más humanos. Y aunque distintos seguimos siendo los mismos. Es decir, conservamos el mismo color de ojos con el que hemos nacido pero no la misma visión.
Este recordar que el alma nos va y viene entre un año y el otro, no es sino para afianzarnos en el presente. En el aquí y ahora.
Siempre me divierte la vida. Aunque fluya lento. ¿O será que va más rápido? Ahora digo que no le temo al futuro, sino a su fugacidad desde mis ojos.

¿Qué milagro nos mantiene vivos?

martes, 14 de diciembre de 2010

Después del lunes o vivir para escribirlo

votar
El lunes morí despacito. Ya estaba muy cansada. Los lunes son especiales. Como todos los días. Pero especialmente el lunes es buen día para morir. Hace un tiempo aún sonreía con ganas, de gusto, luego quería dormir. Es bueno saberme viva, aunque fuera en silencio, con los ojos puestos en algo que no es el mundo y, sin embargo, es una misteriosa esperanza. Así me ayudo a buscar la vida en lugar de temer a sus extravagantes desvaríos. Así, suelto al aire mis fantasmas. Así, despierto a mis luciérnagas dormidas.

Uno debería morirse todos los días con el enigma oscuro de la noche entrando por el alma. Luego, renacer. Como quien resucita cuando amanece.




viernes, 10 de diciembre de 2010

¡Entre asombros!

votar

Hoy quería quejarme a los cuatro vientos, nuevamente, de las enfermedades virales y de lo mal que me llevo con ellas. Pensaba escribir sobre lo enferma que desperté y, quizás, hacer un poema épico de ese peculiar dolorcito de huesos que se siente cuando te da gripa y temperatura. Pero no lo hare.

De repente la alegría me invade el alma. Y hasta me siento renovada, sin catarros contagiosos ni tos de porcelana.

Esta madrugada el cielo me trajo una sorpresa. Un asombro brillante. Y me siento entre nubes una mujer excepcional.

Me han regalado la mejor poesía: el amor.

Los invito a leer el blog de Ilusoluis para que vean de qué hablo. En su reciente post (hacer clic) “Tigres en su Luna” me encontraran vestida de hermosas letras.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

Mi bonsái en tu nevera

votar
Armarios. Metáforas. Imágenes. Espejos. Silencios. Besos sin postal.

Palabras sin codificación milenaria por descifrar…

viernes, 26 de noviembre de 2010

Ozono

votar
Quiero una vida libre de ozono, solo eso.

No sé dónde comprarla, o si sea necesario robarla.
No sé si solo deba vivirla.
Me haces falta; vida, corazón, amor, agua, cielo, aire, vida mía, y lo sabes.

Por lo pronto necesito estornudar. Hace frio. Y se me congestiona el alma...

sábado, 20 de noviembre de 2010

Rojo Revolución

votar
Hoy me siento extranjera en la vida; ajena, lejana, distante de mi misma; y a la vez, tan esquiva de este mundo que no es mío. Un mundo que no cabe en mi bolsillo. Me siento forastera algunos días, como hoy. Sin embargo, me sé dueña y señora de esta piel que me calza el alma: Mujer al derecho y al revés: mía hasta los dientes.
Mujer. Luna. Sol. Aire. Lluvia. Rio. Volcán. Amazona dormida. Vida: Me siento tierra y árbol, amor candente. Polvo de estrellas sin universo cultivado. Así soy. Y seguir siendo quiero ser ...
Ayer hubo nubes grises. Hoy, el cielo nada apresurado se vistió de rojo.... Mis días son variados casi como el arcoíris y las revoluciones.

Punto y aparte: Por cierto, hoy es 20 de Noviembre, día de la Revolución Mexicana.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Vértigo

votar
Este es un momento donde no se si muero o vivo: Soy invisible como la voz, inerte como la niebla, y roja del corazón. Necesito engancharme a la vida. Aprender a reír llorando. Encontrar el equilibro del viento. Y sobre todo, necesito, nunca más olvidar que lo mejor no es caminar descalza sino caminar sin prisas pero sin pausas.

Necesito ubicarme. Me perdí. Y lo extraño, si es que existe algo más extraño aun, es que no sé donde está mi lugar.. ¿Acaso sabrás tu en qué punto del camino me perdí?



martes, 16 de noviembre de 2010

Olas, oleos y océanos..

votar
Anoche, mientras dormía, tuve un sueño:

soñé que soñaba.
Hace tiempo que no sentía humedad en el pelo ni los
sueños jugaban a ser niños.
Entre oníricas olas me aferre al deseo de soñar distinto…
Soñé una vida.
Mi vida.
Luego, desperté.



jueves, 14 de octubre de 2010

Octubre de alegrías, pasteles y cinco estrellas..

votar
Sabes que te amo,
y que te amare hasta que no exista Sol.
Sabes sin saber, que la vida, mi vida, cambio desde que te conozco latiendo despacio, creciendo, declarando independencia desde mi vientre, tu universo maternal.

Hoy celebro que sigo viva, junto a ti, para mirar como devoras alegrías con mermelada y mantequilla.
Hoy, no seré yo quien abrirá sorpresas cual pandoras, puedes hacerlo solito y sin ayuda.

Desde el balcón de mis ojos te observo atenta,
emocionada,
y descubro que en un instante creciste sin pausas.

Comprendo todo.
Sera la vida o será resignación.

Has crecido al ritmo que dicta tu propio paso, quizás demasiado rápido para mi gusto.
Pronto caerán los dientes de leche.

Entonces sabrás del romance entre Santa y doña Mercadotecnia, o que Peter Pan inhala polvos (mágicos) suministrados por Campanita.
Cosas que suceden y que pasan.

No puedo detener el tiempo, ni quiero hacerlo. Nuestra vida sigue.

Y también siguen las alegres alegrías de cada día, de cada año, que sumamos un segundo más de vida.
Y aun cuando este mundo gire, pase, se acabe y vuelva a empezar,
no habrá amor mejor que el de nosotros: puro, cierto, limpio, genuino, tangible, autentico.


¡Feliz Cumpleaños, Emiliano!


domingo, 10 de octubre de 2010

Cuando quieras te lo escribo

votar
Vino un aire con sabor a otoño, un aire loco igual que octubre y despedazó la rara quietud que había llegado de repente. Y de repente tampoco sé qué me sucede.

Sera el clima. O el viento.

Y sucede que pienso que secuestras mis sueños. Apareces dentro de mis zapatos, oculto, como infiltrado entre las huellas de mis pies. Ridiculizas mis miedos. Me espantas la pena de imaginarme en el vacio de los nudos libres. Eres al tiempo, casi compartido, sencillo como el aire y enigmático como las hormigas. Siempre, aún cuando no te llamo, vuelves.

Anoche desde lejos, cantaste para mí, sereno y tranquilo como sabes ser desde que conozco tus ojos. Por un instante me quede muda. Emocionada. Inmóvil, por las cosquillas que nerviosas se me conjugaron en la pansa o.. quién sabe dónde, pero algo sucedió en algún lugar. Tú cantabas con los pulmones entusiasmados, valiente y seguro. Yo, atenta escuchaba del otro lado de la línea, mirando el techo del cuarto. Casi pude intuir tus labios bailando al son de tu canto. Entonces me abandone a la melodía y a tu voz. ¡Como me gusta tu voz!

Supongo que te trajo el pensamiento o quizás la memoria de mil deseos suspendidos en el tiempo. O fue nostalgia. No sé.

Tu voz te trajo anoche, para volverte a ver..



jueves, 7 de octubre de 2010

7 de Octubre

votar
Amanece el destiempo en ambos lados del mundo y así llevamos tres años. Y parece que los segundos no caminan cuando, de letra en letra, camino por el mundo junto a ti, tomada de tu mano.

Hemos sido todo sin ser nada y ni hace falta, vivimos mejor desnudos del alma descubriendo el lenguaje de lo intenso entre distancias que nos acercan entre culturas dispares en medio del universo que respiramos.

Y entre alegrías, alergias, risas, amistad, complicidad, sueños, platicas, diferencias, y tantas curiosas curiosidades hemos nacido aquel 7 de octubre, quizás por azar o porque así debía ser. No lo sé. Pero así nos sucedió: Tres años; y lo celebro como el mejor de los cumpleaños, con la alegría de las fechas especiales en el alma.


Y tu canción para mí

lunes, 4 de octubre de 2010

Ósculos

votar

Me gustan los besos. Mucho. Igual, me encantan los abrazos.
Y más, si de beso en beso, abrazados me descubro en tus labios.
Me gusta morderte, besarte… ¡Besarnos!
Muérdeme la boca. Sáciame.
Devora mis ansias.
Para volver a empezar.

domingo, 3 de octubre de 2010

Simbiosis paralelas

votar
Pasan tantas cosas, una tras otra y de modo tan intenso. Que no alcanza una madrugada para asimilar otra vida. Una distinta.
Cuando escribo pretendo exorcizar del mundo las venas, el aire, y la vida, recuperando un poco de lo mucho que se pierde cada día, ir guardando las memorias que podría olvidar si se van por el río del tiempo.
Digo esto para no decir que hace rato que el tiempo me hace a su manera. Por lo pronto me tiene una parte del futuro agarrada del misterio. Otra, por el esfuerzo de responder preguntas para las que no debería tener respuestas. Y otra por la nostalgia.

Punto y aparte: Era septiembre. Nació creciente la Luna y cada quien estaba en su vida buscando sospechas de otras vidas en su propio eje. Y, de repente: ¡se fue la luz! Para prender la chispa. Todo pasó por nuestras utópicas quimeras. Prisioneros de nuestras historias, y de sus palabras, como de las luciérnagas vamos viviendo horas hablando. Conociendo. Suponiendo. Asimilando. Descubriendo. Y no enmendamos el mundo, pero la parte que habitamos, se ilumina con la oscuridad de las caricias sonrientes de silencio.

Punto y seguido: Escucho tu vida poco a poco mientras intento descifrar la mía. Conozco. Y reconozco. Quito el candado que encierra y oprime la sincera honestidad de mis verdades. Las que no se dicen.
Quién sabe si el mundo tiene remedio, pero para remediar nuestra vida tenemos que mantener con nosotros la certeza de que sí existe una salida. La certeza de quien cada día es capaz de recobrar el valor y llevarlo a donde sea necesario. Dispuestos y puestos en hacer el bien, en recuperar lo que se desmorona, en mantener a salvo lo que parece que no tiene remedio y rescatar lo que no estuvo a salvo. Y vale la pena y la existencia lograrlo. Y no es fácil, pero reanima.

La prudencia es un don que admiro un poco más que cualquier otro. La imprudencia me avergüenza en los demás. Cuando la imprudente soy yo, quisiera desaparecer de tristeza. Toda la tarde he tenido ganas de borrarme. Pero aquí estoy.

No hay temor que se alivie, que encuentre consuelo, que reciba ayuda, sin devolver a cambio algo trascendental.


¿De dónde saqué que hablando del pasado se enmendaba la tristeza? No lo sé. Seguramente del mismo sitio en que me salen ahora las ganas de quedarme callada días y días. De preferencia frente al mar. Para zambullirme. Descansando, de una vez por todas, del futuro y sus horas inciertas. Pero la nostalgia cansa. Quizás por eso es que intuyo que duermo temiéndole al futuro, con ganas de estar muda. Al menos un ratito, callada, frente al mar.

sábado, 2 de octubre de 2010

Ruidos como luciérnagas

votar
Pienso de mí misma, sin confesarlo a nadie: Saben mis amigos y mis amores que soy indecisa, terca, impuntual, friolenta y testaruda. Que estoy incapacitada para rendirme y para decir que no los días festivos. Que me seducen las causas perdidas y que el deseo de contar el mundo rige el orden desorbitado de mis fantasías, el desorden exacto de mi memoria y la fuerza azarosa de las cosas y los seres en quienes creo. Que me cautiva la prosa mientras enamoro, a cuenta gotas y muy despacio, a la poesía. Que actualmente trabajo en no trabajar. Y llevo más de un año en otras cosas. Entregada al arte de perder el tiempo.

Yo puedo ser hormiga, tinta, viento, sal, letra, tierra, avión, estrella. Lo que venga de pronto y lo que quieras puedo ser si lo quieres.

Así, mientras voy siendo todo, soy, sobre todo, un rato, invulnerable. Así, mientras creo que consuelo me consuelan, mientras pienso que abrigo me abrigan, antes de dar recibo, a cambio de pasar se quedan en el aire de mis ojos la fuerza y el delirio de quien pena y quien juega a ser luciérnaga, niño, cometa, juguete de navidad, árbol, o ruido.

A mi vida le falta tanto para que llegue la navidad y tanto me ha pasado desde agosto que no tengo ni para cuándo empezar a pensar en jugar a ser quien no puedo ser. Mientras tanto respiro luciérnagas por el alma.


viernes, 1 de octubre de 2010

De nombres, etimologías, significados y hormas..

votar
En el mundo, este en el que ahora vivo, respira gente interesante, ingeniosa, inteligente y divertida, pero que han tenido la poca gracia de llevar un nombre que no cuadra con su esencia ni personalidad.


El nombre marca nuestra identidad. Existen significados etimológicos cuya función es un intento por descifrar los rasgos de tal o cual nombre. Al fin de cuentas, todo es una aproximación, algo relativo, que a veces, muchas veces, nada tiene que ver con quienes somos. O todo se relaciona. Conexiones inconexas de esencias puras y el, buen o mal, gusto de los progenitores a la hora de escoger el nombre de sus vástagos.
Por eso, para curar la falta de ingenio se debe hacer uso de la imaginación: Puedo decir que soy afortunada. Y de qué manera. ¡Mi nombre es mágico!

-Si repites mi nombre tres veces mirándome a los ojos, en noche de Luna llena, serás mío toda la vida..

jueves, 30 de septiembre de 2010

La flor primera

votar
Tengo que confesar, una vez más, que no me gustan las flores: Me provocan alergia sentimental. Y si he de escoger, prefiero un ramo de besos con sabor a tus labios, aunque causen adicción. Sin embargo, he cuidado los pétalos de septiembre.
Entre besos, vinos rojos, noches embriagadas, mensajes, miradas, llamadas, y rosas,.. hay ilusiones sin formas ni medidas. Existe una historia por descifrar.

Mientras tanto, deshojemos con caricias lo marchito de la flor primera, para reinventar sin espinas un instante mas..

sábado, 11 de septiembre de 2010

¡Mexicanos al grito de guerra!

votar

En México septiembre se llama "el mes de la Patria". Se conmemora la guerra de Independencia; y también, la valentía de cinco niños que jugaban a ser héroes y murieron para ser hombres de historia.
Me gusta estar en el mundo, en el mío, y en el que comparto con los demás. No me gusta la guerra. Pero si la Independencia. No lo puedo remediar. No sé si por ser mexicana es que adoro las revoluciones y las peleas que defiendan ideales e ideas, por muy absurdas que sean.., quizás por eso sea. Quién sabe.

Todo el impulso simbólico de estos días recae en la libertad, cosa que a muchos nos marcó para bien y para siempre, pero no estuvo nunca en la exigencia de la paz, sino en la idílica evocación de proclamar batalla.

Ni antes, ni después, ni ahora, nadie dedica un pensamiento que lamente la sangre valiente mezclada con tierra, o la sin razón de la muerte de quien murió sin celebrar su libertad, su independencia y su victoria.

Como tantos mexicanos, todos los septiembres de mi vida (veintipocos) han estado marcados por el argüende colectivo. Por la patria como un pretexto para el gozo. Por la idea de que el país, que en 1810 era un “sin nombre” (no se llamaba México), empezó a serlo a partir de un grito de guerra.

¿Celebramos la guerra? ¿O celebramos la muerte?

jueves, 2 de septiembre de 2010

Nueve meses

votar
Existo. Vivo y disfruto cuando respiro cada día.
Despierto tranquila, sin el corazón oprimido ni acongojado.
Estoy creciendo y madurando... aunque duele. Duele desprenderse de la vieja vida: rutinas que aturden.
Vale la pena mudar de piel.

He dejado las malas costumbres, las amistades que no convienen, las tristezas y hasta las mentiras. La mentira más grande de mi vida era que no podría vivir sin ti y sigo aquí, viviendo viva.


miércoles, 21 de julio de 2010

Instantes precisos

votar
En el último cuarto de la última casa de la última calle del último pueblo escondido bajo la Luna, vivo yo: en una esquina del mundo rodeada de mar. Menos lejos de todos y más cerca de nadie. Puedo estar en cualquier lugar. Suspendida en el espacio descifrando a Cortázar, o sobre cualquier verde pasto mientras la música fluye en mis oídos, o incluso ahora mismo pudiera estar a tu lado. Y tu ni te enteras, y yo menos.
Tener el abecedario en las manos es viajar en todo momento, subirme en cuete, en avión o en barco y cambiar la historia que respiro. Ser yo, o ser nadie. Llamarme de cualquier manera. O puedo también, no tener nombre. Pero lo tengo. Soy Lunarda, una mujer con ojos de niña, hambrientos de sol y redondos de alegría. Curiosa por naturaleza y atípica hasta las pestañas.


Puedes verme completa, conocer los gestos de mi cara cuando rio o, secar la tristeza cuando llueven mis ojos, y hasta aprenderte de memoria mis palabras y mis silencios. Puedes acercarte y conocerme, saber quién soy o quien puedo ser, y todo lo que no quiero ser.
No te idealizo: tengo los pies bastante firmes en la realidad como para hacerlo. Ni siquiera vivo esperándote. Simplemente, me dedico a vivir. Llevo el corazón de cabeza y me gusta morder nubes. Adoro andar descalza. El café lo tomo sin taza pero solo cuando el frio se me cuela hasta los pies. No tengo vicios por confesar, aun. Las hormigas me dan alergia, poco menos que las mentiras.

Posiblemente esto sea lo que te diga sin gestos ni palabras cuando me enamore de ti. No sé ni cuándo ni donde será. Ni si quiera estoy segura en decir nada cuando tus ojos me descubran. Estar contigo será no sentir el tiempo o sentirlo todo. Tal vez, en ese ir y venir de los días nuestro camino ya se cruzo y nunca nos enteramos, pero no lo creo. Admito que soy medio despistada: muchas veces no me entero de nada o me entero muy tarde y aun así, se que será distinto cuando este cerca de ti. Tan distinto que, yo que nunca me he considerado melosa ni romántica, escribo para ti, con la certeza de que lograras hacerme latir el corazón: soy arrítmicamente indisciplinada de arterias. Y no me enamoro. Avisado estas. De ahora en adelante nuestra verdadera historia es el azar.